De vacaciones ^__^ ¡Hasta septiembre!

Repitiendo la rutina de los últimos años y como cada mes de julio, cierro el blog por vacaciones durante todo el mes de agosto. Aun así, es posible que me encontréis en twitter comentando alguna noticia o algún detalle.
Lo que os puedo decir, es que estas semanas me dedicaré a terminar la novela dentro del género thriller psicológico que estoy escribiendo. Me gustaría mucho tenerla terminada en septiembre, pero ya veré como avanza estas semanas.
Pero no me podía ir, sin algunas recomendaciones literarias para estas vacaciones.
Antes de nada, los libros que voy a mencionar a continuación los podeis encontrar la venta online en muchas tiendas, como amazon, casa del libro, etc. En cambio, si queréis ir a comprarlo a una librería, es posible que no los encontréis, ya que tienen unos años. Esto no significa que no podáis comprarlo, únicamente le decís a vuestro librero el título de la novela y el autor y en pocos días lo tendréis en vuestras manos.
Empezamos.
Para los más pequeños os recomiendo:
En otro mundo.
Autor: Lucía González Lavado y publicado por Editorial Hidra.
Este es un libro juego, también conocido como una novela donde Tú eliges la aventura y donde te verás sumergido en todo tipo de peligros.
He aquí algunos fragmentos prueba de ello:
<<—Vamos a ver que nos espera en el piso de arriba —dices tomando la mano de tu amiga—.Siempre me han gustado este tipo de escaleras. Nunca había visto ninguna, salvo en las pelis. —Es evidente que eres de ciudad —replica Marion—. Sólo ves ascensores y grandes edificios. Yo he visto centenares de escaleras de caracol. —¡Ya! —exclamas divertido. Pero la diversión acaba de inmediato. Las escaleras se han movido y temeroso te agarras a la baranda. Quizás sólo te haya parecido que se han agitado; la madera es muy vieja y es evidente que está podrida, pero vuelve a moverse y esta vez con más fuerza. Tanto, que las escaleras se parten en varios fragmentos. —¡Se han partido! —Gritas—. Están… ¡están volando!>>
OTRO FRAGMENTO MÁS
<<—Oye Marion, creo que no deberías hacer eso… —¿Hacer qué? —¡Tocarlas! —Gritas apartando a tu amiga—. La arena, la arena se está cayendo y están despertando. No son esculturas, son reales. La arena comienza a caerse de todas las esculturas, liberándoles de su encierro. Ahora gárgolas, estirges, gorgonas y arpías están a punto de quedar libre. —Tenemos que buscar un escondrijo, ¡rápido! Echáis a correr como si la vida se os fuera en ello. En realidad, la vida se os puede ir en ello. A vuestras espaldas escucháis todo tipo de bramidos y chillos.>>

OTRO FRAGMENTO MÁS
<< Al girarte contemplas un gran escorpión de escamas rojizas, que amenazantes abre sus pinzas una y otra vez. Saltas a la izquierda y evitas que te atrape. A trompicones te pones en pie, tomas de la mano a Marion y comenzáis a correr. No muy lejos de vosotros el remolino se está ampliando cada vez más. Si no encuentras una manera de salir de allí, pronto os tragará.>>

¿Os ha gustado? Pues esto solo es un pequeño fragmento de lo que os espera en la novela.

Ahora pasamos a Crónicas de Sombras. Los elegidos. En otoño del 2014 saldrá publicada la segunda parte, Crónicas de Sombras. Los condenados, la cual pondrá punto y final a la bilogía. Así pues, qué mejor ocasión para adentrarnos un poco en el mundo de las sombras y conoces qué os espera:

Crónicas de Sombras. Los elegidos. Lucía González Lavado, editado por Alberto Santos Editor.
MISTERIO
<< Jake firmó la nota con una simple J y alzó la vista. Las brumas ya cubrían la habitación, incluso ventanas. Ni la efímera luz de la luna lograba filtrarse a través de esa negrura, que cuan vertido de petróleo, lo envolvía todo. Pero el fenómeno no acababa ahí, eso sólo era una demostración del poder de tales presencias. Las sombras comenzaron a adquirir formas; primero una mano, después otra. Le siguió el brazo y así poco a poco hasta que de la misma pared emergió un hombre. Era tan normal como Jake, aunque el joven sabía que eso sólo era fachada. Pura apariencia. Una amenaza que debía hacer frente.>>
ROMANCE
<< Nicholas no dijo nada. Deslizó los dedos por el mentón de la chica. Su boca estaba entreabierta, anhelaba probarla, mas no lo hizo. Sin embargo, si la abrazó. La deseaba. Disfrutó de su contacto, de su cercanía y al oído le susurró.>>
Podéis leer la introducción y el primer capítulo AQUÍ.
Y si sois de los que ya os habéis leído el libro y estáis ansiosos por leer la segunda parte. Podéis leer la introducción y el primer capítulo AQUÍ.

 
No podía despedirme sin recomendaros Duelo de Espadas, mi novela preferida hasta el momento.

Duelo de Espadas, Lucía González Lavado, editado por Destino Infantil&Juvenil.

¿Aún no os decidís a leerlo? Pues AQUÍ podeis leer el primer capítulo y AQUÍ el relato titulado: Susurros del destino, que nos muestra a las protagonistas poco antes de iniciar la novela. Pero si esto no es suficiente, aquí van algunos fragmentos.
MISTERIO
<< Leah estaba completamente ensimismada por la magia que la rodeaba. Sabía que tenía que demostrarle a Jeriah que había aprendido mucho con él, que podía ser muy rápida pero era la primera vez que pisaba el bosque y no podía menos que disfrutar del entorno. En ocasiones escuchaba pequeñas risillas y veía como algunas hojas del suelo eran agitadas. Sabía que las pixies estaban haciendo de las suyas, pequeños duendes que en rara ocasión se dejaban ver y con las que tenía que tener cuidado. Su amor por los caballos y las damas eran legendarios. Finalmente se centró en la misión encomendada. Avanzó todo lo aprisa que las malezas le permitieron, descubriendo que en el corazón de aquel lugar la calma era absoluta. Sin embargo, algo provocó que los pájaros se agitasen violentamente. Surgieron de todas partes y acabaron abandonando el bosque. Leah tomó los cuchillos que le había entregado Jeriah a la vez que observaba cuanto le rodeaba. De repente la temperatura había descendido considerablemente, además percibía que estaba siendo observada. Y tenía razón. A poca distancia un ser enjuto, cubierto en harapos negros, no dejaba de prestarle atención. Antes de que Leah pudiera reaccionar la aberración voló hacia ella derribándola en un suspiro. Su cuerpo era tan frío que la tenía paralizada; aun así reaccionó y logró apuñalarlo.>>
AVENTURA Y ACCIÓN
<< Cuando Brianne cruzó las puertas, éstas se cerraron tras ella con brusquedad, dejándola sola sumida en la oscuridad. Aguardó un instante hasta que la vista se le acostumbró a la negrura. Desenvainó la espada y comenzó a andar muy despacio. Aun así la lobreguez pronto fue sustituida por una decena de antorchas colocadas tanto a derecha como a izquierda que por arte de magia se encendieron solas. La gran sala, vacía, únicamente decorada con columnas, quedó ligeramente iluminada por destellos naranjas. El espacio era tan amplio que sus pasos resonaban en toda la sala. Lo que no hacía más que desconcertarla. Los espacios extensos siempre resultaban ser un obstáculo. Había demasiados lugares que quedaban a oscuras; rincones donde sus enemigos podrían ocultarse con facilidad. Asumiendo las dificultades del terreno, siguió avanzando. Llegó un momento en el que supo ya no estaba sola. La temperatura había empezado a disminuir, señal inequívoca de que una sombra estaba cerca. Al fin y al cabo se creía que tales engendros en realidad estaban muertos; de ahí que la temperatura siempre descendiese cuando estuvieran cerca. Anduvo aún más preparada, esperando el ataque e intentando controlar sus nervios e incluso su mente. Si durante un instante dejaba que el miedo se apoderase de ella, estaría perdida. Y entonces lo vio; no era una sombra, sino un hombre de carne y hueso y gran constitución. No había nada en él que le hiciera parecer extraño, pero no era como ella, sino un Sangre Espectral y atañó contra él. Intentó golpearlo con la espada pero su contrincante se apartó a tiempo, provocando que el arma se estrellase contra la columna.>>
ROMANCE
<< A cierta distancia Leah los contemplaba en silencio. Era evidente que Ryder estaba sufriendo e incluso juraría que estaba dispuesto a tomar la mano de esa criatura. Enfadada caminó hacia él interponiéndose entre el fantasma y él. Deslizó los brazos alrededor del cuello del muchacho y se puso ligeramente de puntillas; sus labios estaban muy pegados a los de él; sentía su calidez e incluso notaba los latidos de su corazón. Mientras más se acercaba se preguntaba si no se arrepentiría de lo que iba a hacer. Aún estaba a tiempo de echarse atrás, pero cuando las manos de Ryder —cálidas y dulces, tan diferentes a las de Gael— la rodearon por la cintura atrayéndola hacia él, no dudó un instante. Se alzó un poco más y lo besó; fue un momento breve aunque intenso y cuando se separaron intercambiaron una mirada que Leah nunca podría olvidar.>>

<< Declan besó a Brianne. Posó sus labios sobre los de ella con dulzura, cariño y los saboreó. Eran cálidos y suaves. Anheló probar mucho más de ellos, pero acabó separándose de ella. —No tengo nada que perdonar. Es más, me detesto por haberte causado algún dolor —con sus dedos limpió el rastro de lágrimas y le dedicó una sonrisa—. Lo importante es que ahora estamos juntos. —Siento el corazón roto… ¡me duele terriblemente! —confesó volviendo a ocultarse en su pecho. Sorprendida sintió como Declan posaba su mano sobre su pecho y lo acarició muy despacio. Tal contacto le provocó un estremecimiento a la vez de una sensación cálida y gratificante. Sentía su corazón latir más fuerte que nunca, tanto que creía que iba a salirse del pecho. —Brianne, el dolor desaparecerá. La muchacha se inclinó brevemente, rodeó el cuello de Declan con sus brazos y en esta ocasión fue ella quien le besó.>>

Y no puedo irme a descansar sin recordaros que este año comencé con Esther Aneiros (Kina) un cómic online llamado Leah y compañía. Hasta el momento tenemos publicado seis capítulos.
Capítulo 1. El encuentro.
Capítulo 2. El nombre.
Capítulo 3. Encuentros.
Capítulo 4. La loca de los gatos.
Capítulo 5. Leah la escritora.
Capítulo 6. Una ventana abierta.

Y nada más. ¡Nos leemos en septiembre!
¡¡Felices vacaciones!!

Anuncios

Series y más series

Como bien sabéis por otras entradas, soy gran adicta a las series y este año he conocido algunas nuevas y he seguido las respectivas temporadas de otras que llevo años viendo.

Habrá spoiler, así que si no queréis que os destripe nada, no sigáis leyendo.

Segunda temporada de Orange in the black.

Me ha encantado. Me ha gustado mucho y en especial las guerrillas entre unas reclusas y otras por la llegada de una antigua reclusa. También me ha parecido interesante que se muestre la vida de otros personajes y así conocer el motivo del qué estén ahí.

El final… bueno, qué final. Creo que todos esperábamos que tal personaje fuera arrollado por la furgoneta.

 

Quinta temporada de Crónicas vampíricas.

Lo admito. Solo empecé a ver esta serie por Ian Somerhalder y como leéis, he seguido todas las temporadas. Algunas me han gustado más que otras y reconozco que esta temporada dejé de verla sobre el capítulo 5, más o menos. Me agotaba que salieran tantas réplicas por tantas partes y lo dejé. Es más, ya había terminado de retrasmitirse la temporada cuando volví a verla.

Hay temas que me han gustado, como la del doctor que experimentaba con vampiros y de esta manera conocer mucho mejor a Damon. Pero creo que en esta temporada se han abordado demasiados temas, cuando hubiera estado bien que se centrasen solo en uno. El final, ya sabía algo por los libros, así que no me sorprendió y reconozco que tengo curiosidad por conocer el paradero de Damon y Bonnie. Pero lo admito, para mí, la serie ha perdido mucho desde la salida de Klaus y compañía. Por cierto, Los Originales no la he visto…aún.

 

The Foster.

Me gustó la primera temporada y me encantó conocer a Lena y Stef. ¡Gran matrimonio y pareja! Las adoro, al igual que a Callie, Jesús y Mariana. Brandon y Jude me son un poco indiferentes, pero bueno.

Esta segunda temporada me está gustando mucho más y en especial que la relación de Callie y Brandon sea solo de “hermanos”. Prefiero mucho más a los actores en este papel, que como pareja romántica. Me parece entrañable los vínculos que han nacido entre ellos y los veo más valiosos que una historia de amor. Así que estoy contenta con la relación de Callie con Walls y espero que Brandon encuentre otra chica. Como he dicho, los prefiero como hermanos, aunque seguro que acabarán juntos más adelante.

 

Las brujas de East End.

Con esta serie me pasó algo curioso. Vi un par de capítulos subtitulados el año pasado, pero no seguí viéndola. Me encantan las series de brujas, seguí Embrujadas de principio a fin –por cierto, ¿no os parece idéntica la casa de ambas brujas? Al menos exteriormente- pero con Freya, Ingrid, Wendy y Johana, no terminaba de encajar.

Sin embargo, la vi finalizar cuando la retrasmitieron por televisión. El tema de Asgard me atrajo muchísimo y en especial como quedó la segunda temporada. Con Dash y Killian con poderes y la puerta abierta.

Y esta segunda temporada me está gustado mucho. La llegada de ciertos personajes ha reforzado más la serie y me gusta que los hermanos tengan poderes. Así que ya me veis, enganchada a otra más.

 

Tercera temporada de Cambiadas al nacer.

Desde la primera temporada siempre me gustó Bay y también Emmet, ya fuera como pareja de Bay o como personaje. Reconozco que Daphne no termina de agradarme. Supongo que el que sea tan perfecta, tan buena, tan todo, pues no me gusta. Además, me parece triste que tanto los padres de Bay, como los de Daphne, siempre acaben haciendo lo imposible por complacer a esta última y acaben dejando de lado a Bay. Pero bueno, las cosas son así.

Esta temporada me gusta mucho y en especial que Bay y Emmet estén juntos; a mí parecer viven un bonito romance, aunque ya veremos que les espera. Lo sucedido a Angelo ha sido toda una sorpresa, pero que gracias a ellos que Daphne deje de ser tan perfecta puede ser interesante para el personaje, ya que al parecer, está dispuesta a encarrilarse por el mal camino con tal de aliviar el dolor.

Ya veremos qué ocurre. Por lo demás, Bay seguirá siendo siempre mi preferida y adoro que sea artista.

 

Segunda temporada de Criadas y malvadas.

La verdad es que esta segunda temporada me ha parecido bastante aburrida en comparación con la primera. El final, sorprendente. Por supuesto te quedas con ganas de saber qué ha pasado al pequeño grupo que se encontraba en ese lugar tras lo sucedido.

 

Por supuesto he visto otras series –como he dicho, soy adicta a ellas- como Juego de Tronos, American Horror History. Coven, Preetty Little Liars, Infieles, La cúpula y seguro que alguna más que no recuerdo y que no he seguido viendo.

Mi breve lucha contra la piratería

Hoy vengo con otra entrada de un suceso que viví hace años y respecto a que muchos compañeros/as, últimamente, opinan sobre él ya que lo están viviendo. He aquí mi experiencia y mi lucha, porque fue breve y lo admito, yo me rendí ante la piratería.

Todo empezó en el 2009. Por entonces había publicado Las criaturas de la noche, una novela que se vendió bastante bien y que alcanzó gran notoriedad respecto a mis otras publicaciones. He de decir, que con esta novela estaba muy ilusionada y que las cosas podían cambiar para mí si todo salía bien. La historia la publicó Nabla Editorial –empresa que ya ha dado el cierre- y era la primera vez que publicaba con una editorial mediana, era la primera vez que mis libros aparecían en estantes de grandes centros comerciales, en las mesas de novedades, a la vista de todos. Así pues estaba muy ilusionada y el libro se vendía muy rápido. Por entonces, ilusa de mí, pensaba que podría vivir de la escritura jajajaja ¡que inocente era! Pero bueno, eso ya pasó.

En el verano de ese mismo año me encontraba escribiendo la segunda parte de la trilogía que saldría publicado de cara a la campaña navideña de ese año. Y una tarde, hice de estas cosas que tanto hacemos los autores: ¡buscar qué opinaban los lectores sobre la novela!

Cuan sorprendida me quedé al ver que en una de las entradas aparecía la palabra DESCARGA y me puse a indagar. Me quedé sin palabras al ver que un blog tenía para descargar mi novela.

Era la primera vez que me pasaba. Y creedme, la sensación que viví… es difícil de explicar pues estaba llena de todo tipo de emociones: tristeza, pánico, indignación, impotencia, angustia…y sobre todo, pensaba que el fin de mi carrera como escritora estaba al llegar.

Como he dicho –ilusa de mí- pensaba que como las cosas estaban yendo tan bien, podría dedicarme a lo que tanto me gustaba. Ya no tendrá que hacer malabares con un par de trabajos, escribir, asistir a conferencias, charlas, presentaciones, ferias y además intentar llevar una pequeña vida social.

Informé a mi editor y no le dio mayor importancia. Según los datos que manejaba la editorial –la verdad no sé cuál es la estadística actualmente- decía que la publicidad en internet solo ayudaba en un 10% de la venta total de los libros, que no era gran cosa. Aun así, una persona del equipo de la editorial se puso a investigar y hacer las averiguaciones necesarias para eliminar de las páginas de descarga mi novela y otros libros más de la editorial.

La historia había circulado tan rápido en la blogosfera que me pidieron ayuda para encontrar enlaces donde se pudiera descargar. Aquí viví una experiencia… en fin, sin igual hasta el momento. En un foro de literatura, una chica, hacía pasar mi historia por suya e iba publicando cada día un poco de la trama diciendo que los personajes, el ambiente, etc, todo, era de ella. Creedme, esto me dolió más que mi novela se estuviera distribuyendo gratis.

La editorial logró que muchas páginas quitasen la novela de sus descargas, pero toda la ira la recibí yo. Recuerdo que muchos lectores –casi todas lectoras- me escribían a través de FB muy enfadadas e indignadas porque mi historia hubiera desaparecido de las páginas de descarga y creedme, algunos mensajes fueron muy desagradables.

Tampoco recibí mucha ayuda de la gente que me rodeaba en ese momento. Solo me decían una y otra vez que las cosas estaban muy mal económicamente y era normal que se piratease. Pero sabéis lo que también me dolía terriblemente, que en mi web tenía decenas de historias para descargar completamente gratuita y de todo tipo de géneros. Pero esa no querían leerlas, deseaban el libro.

Así pues, tras unos meses donde me convertí en la furia de muchos lectores, donde me despertaba angustiada para ver qué tipo de mensajes o e-mail me encontraría y tras ver que si mi libro desaparecía de una página ,al día siguiente la encontraba en cinco más, simplemente me rendí.

Ya que el tema me dolía bastante dejé de buscar si mi novela estaba en descarga o no, y si por casualidad, lo encontraba, lo dejaba pasar.

A día de hoy no he vuelto a buscar si alguna de mis otras novelas se encuentra pirateada y creedme que si lo están, no pienso hacer nada en absoluto. El desgaste emocional fue demasiado caro a pagar.

Sobre el tema de la piratería, se habla mucho al respecto. Muchos dicen que quienes bajan los libros realmente son lectores que no van a comprarlo y que a veces, mucha de esa gente que ha leído la edición electrónica, les ha gustado tanto que después lo adquieren en papel. Y que sobre todo la piratería es una gran fuente de publicidad.

Puede que sí, que tengan razón. Mi vida como escritora no terminó en 2009 como pensaba, he seguido publicando, aunque como ya he dicho en otra entrada anterior, no vivo de la literatura.

Así pues, esta fue mi experiencia contra este tema y mi pequeña lucha, porque yo si me rendí y llegué a la conclusión de que era una lucha que no se podía ganar y prefería dedicar el poco tiempo que tengo en escribir, que en buscar páginas donde mis obras se podían descargar.

Y bueno, cambiando de tema. En una semana cerraré el blog por mis deseadas vacaciones y estaré un mes completamente desaparecida. Puede que este año hasta ni me deje caer por las redes sociales, ya que me gustaría dejar terminada para septiembre la novela que estoy escribiendo actualmente.

Sin más, nos leemos en la siguiente entrada.

 

Mi vida como escritora

Antes de nada, muchas gracias a todos/as por las visitas recibidas en la entrada “El papel de la mujer en la novela erótica”.  Cuando la escribí no pensé que se convirtiera en la entrada más visitada del blog y que mi opinión fuera compartida por muchos de vosotros.

Hoy voy a escribir sobre algo diferente. Sobre mi vida como escritora.

Este tema lo suelo hablar siempre en los encuentros en los institutos y colegios y les nuestros a los alumnos como es la vida de un escritor –al menos la mía- y todo lo que luchamos por ello.

Una de las preguntas habituales que se repiten en presentaciones y otros encuentros, es ¿Vives de la literatura?

La respuesta es sencilla. No. Y me encantaría, pero no tengo esa suerte, a pesar de que ya lleve publicadas 17 novelas y la 18 esté a pocos meses de publicarse. ¿Esto hace que me rinda? No, aunque a veces resulta agotador compaginar el trabajo con la escritura y demás tareas.

Durante estos años he tenido muchos y buenos trabajos –como la gran mayoría de los Españoles- y hasta estuve trabajando para lo que me formé. Pero con la crisis eso se fue y ahora estoy trabajando –algo que agradezco enormemente- aunque es un empleo duro, de muchas horas y el sueldo… bueno, digamos que no es perfecto. En verano tengo un horario que me permite escribir durante las tardes, pues entro a las 6:00 de la mañana –si de la mañana, no habéis leído mal- y termino mi jornada a las 14:30. Aunque este horario es muy breve, en septiembre vuelvo a jornada partida –trabajo por la mañana y por la tarde- y en ocasiones, cuando hay mucho, mucho trabajo, puedo estar en la empresa hasta 10 horas diarias.

Pero actualmente tengo toda la tarde para mí y para escribir, aunque creedme, hay días, sobre todo cuando el final de semana se acerca, que estoy demasiado agotada para teclear, a pesar de las ganas que tenga de sumergirme en la novela en la que esté trabajando en ese momento.

Pero la cosa no acaba ahí. Como mi sueldo es bastante bajo, los sábados dedico la jornada de la mañana a trabajar en otro lugar. No hay opciones. Algún día saldremos del agujero en el que estamos o puede que las cosas se parezcan un poco a como era antes. Mientras tanto, me busco la vida de un trabajo a otro.

Actualmente me encuentro en un momento en el que he renunciado a mi vida social, eso quiere decir nada de juergas, botellón, aunque la verdad sea dicha, yo nuca he sido de este tipo de diversión. Aun así, no me importa, al fin y al cabo en el trabajo ya me relaciono con mis compañeras. Pero los fines de semana son para escribir.

Cuando cuento esto y tras explicar a chicos y chicas que los escritores sólo ganamos entre un 8 o un 10% de las ventas y que el pago se realiza una vez al año, muchos se quedan sorprendidos. Otros exclaman asombrados y los más atrevidos me preguntan, ¿por qué lo haces? ¿Por qué escribes?

La respuesta, para mí, es sencilla e inexplicable para una gran mayoría.

¡Porque siento la imperiosa necesidad de hacerlo! Porque cuando plasmo mis historias soy realmente feliz. Para mí escribir se ha convertido en algo vital y cuando por circunstancias tengo que pasar semanas o meses sin plasmar ni una sola idea, sin crear parajes inhóspitos, amores, pasión o decenas de personajes, no solo mi estado de humor cambia, sino que un gran vacío me consume.

Sé que puede sonar a locura, aunque estoy segura de que mis compañeros/as escritores y otros artistas me entenderán.

Así pues, esta es mi vida como escritora. Trabajar ocho horas diarias, escribir al menos una hora cada día y dedicar todo el fin de semana a escribir. Es mi lucha por un sueño, por una parte de mí que puede llegar a ser tan importante como el respirar.

Finalmente, la semana que viene contaré con cerca de 20 días de vacaciones. Como muchos sabéis, el blog se cierra en agosto por vacaciones, y creedme, estoy deseando que llegue el jueves, contar con unos días para mí y terminar la novela en la que estoy trabajando actualmente. Así pues, no os sorprenda que a partir del día 1 esté desaparecida. Estaré inmersa en otro mundo, con decenas de personajes.

Nuevo capítulo de Leah y compañía

Se acercan las vacaciones y no podía irme sin ofreceros antes un nuevo capítulo de Leah y compañía. Por supuesto, gracias a Esther Aneiros (Kina) mi fantástica compañera en este gracioso proyecto.
Llegamos al capítulo 6, titulado: ¡Una ventana abierta!

VENTANA ABIERTA
¿Qué travesuras se traerá entre manos Leah que traerá de cabeza a Alex y Trish? No dudéis en averiguarlo AQUÍ.

El papel de la mujer en la novela erótica

Hacía tiempo que tenía ganas de escribir una opinión sobre este asunto, pero antes de nada, quiero quedar claro que esta es mi opinión, que no puede ser aceptada por muchos, pero que espero sea tan respetada como yo respeto a los lectores/as que les gusta la novela erótica.

Como iba diciendo, hacía mucho tiempo que necesitaba expresar mi opinión sobre la novela erótica. Ya va a hacer casi diez años que llevo publicando, pero antes de ser escritora, soy lectora y de esto, hace ya muchos, muchos años. Y como todos/as he visto que hay épocas en las que gracias a ciertas novelas, hay géneros que reviven más y por lo tanto se publica más de este género.

Lo hemos visto con la literatura fantástica cuando novelas como las de Harry Potter y la adaptación cinematográfica de El señor de los anillos, reavivo el género de la fantasía y la hizo llegar a muchos otros lectores.

Viví el boom de las novelas del estilo de El código Da Vinci y el de Crepúsculo, que no sólo dio a conocer el romance juvenil, sino también el género paranormal juvenil.

Por supuesto, si miro atrás, seguro que puedo recordar años en los que los estantes de las librerías y centros comerciales estaban pobladas de novelas de un estilo similar. Es lo que un alto porcentaje de lectores quieren leer en ese momento y es comprensible que las editoriales lo publiquen.

Ahora es el turno de la novela erótica, que muchos llegan a confundir con novela romántica y SON DOS GÉNEROS QUE NO TIENEN NADA QUE VER y desde hace tiempo estoy viendo como compañeras de novela romántica, de novelas que hablan de sentimientos, en las que por supuesto habrá sexo, son metidas en el saco de novela erótica y muchas están cansadas, ¿por qué?

Primero. Porque a ningún escritor le gusta que le clasifiquen como escritor de tal, cuando es escritor de tal género. Y mucho más si es un género que te disgusta.

Segundo. Muchas de las novelas eróticas que se están publicando actualmente son realmente hirientes para toda mujer.

Y antes de continuar, hago un inciso, porque cuando muchas mujeres nos quejamos de la novela erótica, se nos tacha de mojigatas y cosas similares, cuando no tiene nada que ver lo uno con lo otro.

Lo admito. A mí la novela erótica no me gusta. Y no es por las escenas de sexo, para nada, ni que sean explicitas. Quienes se hayan leído mis libros sabrán que yo he llegado incluir escenas sexuales en muchas de mis obras.

Hasta el momento sólo he leído tres novelas eróticas. Una de ellas de género paranormal, otra la famosa Cincuenta sombras de Grey –lo admito- porque si quieres opinar de algo, aunque no te guste, al menos debes leerlo. Y la tercera de Barbara Wood –una de mis escritoras favoritas- pero con un seudónimo que utiliza para este género.
¿Por qué no me gusta este tipo de novelas? La respuesta es sencilla. Yo necesito leer algo más que cientos de páginas de sexo. No me importan la manera en qué los protagonistas lo hagan, lo que utilicen, las posturas que realicen, etc, etc. Yo necesito que la lectura me ofrezca algo más, algún misterio, conflicto, etc. Así pues, como es un género que no me gusta, no he dado oportunidad a otras novelas, lo siento.

Pero desde hace un tiempo estoy observando que compañeras autoras se están quejando de las novelas que se están publicando últimamente y he de confesar que me he informado, pues tanta polémica ha llamado mi atención.

Desde que Cincuenta Sombras de Grey se convirtiera en una novela de éxito, se han editado muchas novelas de este tipo, donde sobre todo hace hincapié en el tema del sado y relación amo-sumisa. No me gusta, pero oye, lo respeto, siempre que ambas partes estén consintiendo tal actividad.

Pero… y cuando no es así. ¿Y cuándo a la protagonista se la viola brutalmente, se la trata fatal, es sometida a todo tipo de humillaciones por parte del protagonista? ¿Qué esperáis de esto? Quizás, como persona que ha leído mucho, esperas que a lo largo de la historia aparezca otro personaje y ayude a la chica a salir de la relación en la que está metida y se libere de las vejaciones a la que es sometida. Pero no, al parecer esto ya está muy visto y ahora lo más normal del mundo es que esa protagonista se enamore locamente de su violador, maltratador y psicópata, al que defiende a capa y espada.
Si así es, al parecer ahora se está publicando mucho este tipo de historias, donde la chica es maltratada, humillada, golpeada y en lugar de acabar dándole su merecido al energúmeno que le hace todo eso, se acaba enamorando de él y es sometida a todo lo que ese personajillo anhele.

Así pues, entiendo la polémica en todo esto y aunque sea literatura, sea ficción, que es el argumento con el que se defienden las escritoras de este género, hay que tener en cuenta, que desde siempre, ya sea literatura, televisión, cine, TV., etc, afecta a la sociedad. Y yo, cuando leo algo así, que una mujer se enamora de su violador y lo perdona una y otra vez, lo veo como una aberración. Pero puede que otra chica lo llegue a considerar normal y entonces, si estamos hablando de un problema.

En fin, no me enrollo más. Sólo ánimo a mis compañeras que tan valientes han alzado el grito sobre este tema, como Lucía de Vicente en http://7pecados-capitales.blogspot.com.es/2014/07/violacion-y-romanticismo-no-son.html?spref=fb   opinión que os recomiendo leer y por supuesto, hacerles saber que estoy con ellas.

Grada número 81. Mes de julio/agosto

Hola de nuevo. Estamos a mitad de mes y Grada nos ofrece el número 81 y todo el equipo nos tomamos un descanso. No volvemos hasta septiembre.
En este número he continuado con la historia de los personajes protagonistas de Locura y castigo, historia de terror y que ya va por su séptima entrega y a la cual pondré fin en el mes de diciembre.
Cualquier información respecto a la revista, podéis encontrar AQUÍ.
Y os recuerdo, que al igual que todos los años, el blog se cerrará durante todo el mes de agosto por vacaciones.