El papel de la mujer en la novela erótica

Hacía tiempo que tenía ganas de escribir una opinión sobre este asunto, pero antes de nada, quiero quedar claro que esta es mi opinión, que no puede ser aceptada por muchos, pero que espero sea tan respetada como yo respeto a los lectores/as que les gusta la novela erótica.

Como iba diciendo, hacía mucho tiempo que necesitaba expresar mi opinión sobre la novela erótica. Ya va a hacer casi diez años que llevo publicando, pero antes de ser escritora, soy lectora y de esto, hace ya muchos, muchos años. Y como todos/as he visto que hay épocas en las que gracias a ciertas novelas, hay géneros que reviven más y por lo tanto se publica más de este género.

Lo hemos visto con la literatura fantástica cuando novelas como las de Harry Potter y la adaptación cinematográfica de El señor de los anillos, reavivo el género de la fantasía y la hizo llegar a muchos otros lectores.

Viví el boom de las novelas del estilo de El código Da Vinci y el de Crepúsculo, que no sólo dio a conocer el romance juvenil, sino también el género paranormal juvenil.

Por supuesto, si miro atrás, seguro que puedo recordar años en los que los estantes de las librerías y centros comerciales estaban pobladas de novelas de un estilo similar. Es lo que un alto porcentaje de lectores quieren leer en ese momento y es comprensible que las editoriales lo publiquen.

Ahora es el turno de la novela erótica, que muchos llegan a confundir con novela romántica y SON DOS GÉNEROS QUE NO TIENEN NADA QUE VER y desde hace tiempo estoy viendo como compañeras de novela romántica, de novelas que hablan de sentimientos, en las que por supuesto habrá sexo, son metidas en el saco de novela erótica y muchas están cansadas, ¿por qué?

Primero. Porque a ningún escritor le gusta que le clasifiquen como escritor de tal, cuando es escritor de tal género. Y mucho más si es un género que te disgusta.

Segundo. Muchas de las novelas eróticas que se están publicando actualmente son realmente hirientes para toda mujer.

Y antes de continuar, hago un inciso, porque cuando muchas mujeres nos quejamos de la novela erótica, se nos tacha de mojigatas y cosas similares, cuando no tiene nada que ver lo uno con lo otro.

Lo admito. A mí la novela erótica no me gusta. Y no es por las escenas de sexo, para nada, ni que sean explicitas. Quienes se hayan leído mis libros sabrán que yo he llegado incluir escenas sexuales en muchas de mis obras.

Hasta el momento sólo he leído tres novelas eróticas. Una de ellas de género paranormal, otra la famosa Cincuenta sombras de Grey –lo admito- porque si quieres opinar de algo, aunque no te guste, al menos debes leerlo. Y la tercera de Barbara Wood –una de mis escritoras favoritas- pero con un seudónimo que utiliza para este género.
¿Por qué no me gusta este tipo de novelas? La respuesta es sencilla. Yo necesito leer algo más que cientos de páginas de sexo. No me importan la manera en qué los protagonistas lo hagan, lo que utilicen, las posturas que realicen, etc, etc. Yo necesito que la lectura me ofrezca algo más, algún misterio, conflicto, etc. Así pues, como es un género que no me gusta, no he dado oportunidad a otras novelas, lo siento.

Pero desde hace un tiempo estoy observando que compañeras autoras se están quejando de las novelas que se están publicando últimamente y he de confesar que me he informado, pues tanta polémica ha llamado mi atención.

Desde que Cincuenta Sombras de Grey se convirtiera en una novela de éxito, se han editado muchas novelas de este tipo, donde sobre todo hace hincapié en el tema del sado y relación amo-sumisa. No me gusta, pero oye, lo respeto, siempre que ambas partes estén consintiendo tal actividad.

Pero… y cuando no es así. ¿Y cuándo a la protagonista se la viola brutalmente, se la trata fatal, es sometida a todo tipo de humillaciones por parte del protagonista? ¿Qué esperáis de esto? Quizás, como persona que ha leído mucho, esperas que a lo largo de la historia aparezca otro personaje y ayude a la chica a salir de la relación en la que está metida y se libere de las vejaciones a la que es sometida. Pero no, al parecer esto ya está muy visto y ahora lo más normal del mundo es que esa protagonista se enamore locamente de su violador, maltratador y psicópata, al que defiende a capa y espada.
Si así es, al parecer ahora se está publicando mucho este tipo de historias, donde la chica es maltratada, humillada, golpeada y en lugar de acabar dándole su merecido al energúmeno que le hace todo eso, se acaba enamorando de él y es sometida a todo lo que ese personajillo anhele.

Así pues, entiendo la polémica en todo esto y aunque sea literatura, sea ficción, que es el argumento con el que se defienden las escritoras de este género, hay que tener en cuenta, que desde siempre, ya sea literatura, televisión, cine, TV., etc, afecta a la sociedad. Y yo, cuando leo algo así, que una mujer se enamora de su violador y lo perdona una y otra vez, lo veo como una aberración. Pero puede que otra chica lo llegue a considerar normal y entonces, si estamos hablando de un problema.

En fin, no me enrollo más. Sólo ánimo a mis compañeras que tan valientes han alzado el grito sobre este tema, como Lucía de Vicente en http://7pecados-capitales.blogspot.com.es/2014/07/violacion-y-romanticismo-no-son.html?spref=fb   opinión que os recomiendo leer y por supuesto, hacerles saber que estoy con ellas.

Anuncios

4 comentarios

  1. Muy interesante esta reflexión que haces, y que muchas compartimos. La vejación, y /o humillación, a cualquier persona (hombre, mujer, niño) no se debe consentir, ni mucho menos expresarla de forma pública en un texto, que llega a tanta gente, adornada y endulzada bajo el epígrafe de “romántico”.

  2. Tu opinión viene a sumarse a la de muchas, Lucía, hartas estamos de cosas como las que dices, que nos llamen mojigatas, que se escuden en que en la ficción todo vale, etc. etc.
    Lo has dicho muy bien y muy claro, así que no voy a añadir nada más que estoy completamente de acuerdo contigo y que sí, yo también he tenido que ver con horror cómo se etiquetaba en una web una de mis novelas como “erótica”, y dado lo bajo que ha caído el género, he pedido y conseguido con urgencia que le eliminasen esa palabra que tanto se está arrastrando por el fango.

  3. Estoy con vosotras y lo que está pasando hay que hacerlo saber. Nosotras no somos sumisas y nadie nos va a poner una mordaza para hacernos callar lo que pensamos.

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo Lucía!!! Creo que como escritores tenemos cierta responsabilidad al escribir una obra y debemos tener en cuenta que chicos y chicas jovenes pueden tomar como modelo las actuaciones de nuestros personajes y por supuesto, es inadmisibleeeeeee que se presente como algo normal y super genial las vejaciones a las mujeres y que debemos someternos a los caprichos o depravaciones de algun pirado!!! Si damos esas aberraciones por buenas jamas cesaran las muertes de mujeres a manos de novios, parejas o maridos!!! ¿Queremos eso para nuestra sociedad??? Yo espero que todas las mujeres digan que NOOOOOOOOO!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s