¿Qué ocurre con los lectores que no nos guste la novela erótica?

Título extraño, lo sé, hace tiempo que no expreso una opinión o hablo de algo que no esté relacionado con mis libros, eventos o temas relacionados. Pero quería expresar una opinión.
Lo admito. No me gusta la novela erótica y no hablo por la novela erótica que tan de moda está ahora: Cincuenta sombras de Grey y etc., sino en general.
La primera novela erótica que leí fue hace unos años. Antes de dicha novela por supuesto que había leído obras donde las escenas de sexo son completamente explicitas. Obras de Linda Howard, Nora Roberts y un sinfín de autoras. Lo que destaco de estas novelas –además del romance- era el argumento. No soy de esas personas que aborrezca las escenas de sexo; es algo natural y en cierto momento de la historia deseas que los protagonistas por fin tengan encuentros. Quienes me conocéis sabéis que muchas de mis obras incluye escenas de sexo, algunas más explicitas que otras. Por ejemplo, La amenaza de las sombras –segunda parte de Maldición- las relaciones de los protagonistas es bastante más explícita que en la primera parte e incluso en la tercera. Al fin y al cabo era una trilogía romántica paranormal y en ese momento me apetecía que los encuentros sexuales entre los personajes fueran más explícitos.
Volviendo al tema inicial. Novela erótica. Como he dicho la primera la leí hace unos años, de una autora que me gusta muchísimo y que escribe este género con seudónimo. Así que mientras esperaba que publicase alguna novedad, compré dicha obra. No me gustó. No por el sexo, es lo de menos, como he dicho no me desagrada. Pero echaba en falta argumento y lo echaba mucho de menos. Todo giraba alrededor de los personajes, donde lo hacían, como y un largo etcétera. Nada más. Y como he dicho, me gusta que se incluya sexo en las novelas, pero como se dice: Lo poco gusta, lo mucho cansa.
Años más tarde volví a darle la oportunidad a otra novela del mismo género. Había pasado el tiempo, había leído mucho más y conocido otros géneros. Pensé que quizás la opinión de entonces podría cambiar, además era paranormal y ese género me atrae bastante. Pero nada, no cambié de opinión. Me encontraba en la misma situación que años atrás. Argumento escaso y en esta ocasión –al estar protagonizada por criaturas no humanas- las relaciones sexuales eran más diversas.
Y nos encontramos en la actualidad. ¿He leído Cincuenta Sombras? Más o menos, no lo terminé. Pero tenía curiosidad por conocer la mejor novela que existía –según mis compañeras de trabajo- y al perfecto Gray… ejem, para gustos colores. Yo ya sabía que no me iba a gustar pero al menos quería dar unas razonas lógicas de porque no era así. Y el motivo ya lo he comentado en esta entrada en varias ocasiones: ¡necesito más argumento!
Y es entonces cuando me planteó la pregunta de la entrada. ¿Qué ocurre con los lectores que no nos guste la novela erótica? Porque seamos sinceros, los estantes están llenos de estas obras, la mayor parte de las novedades son eróticas.
No hay mes que no revise páginas de novedades literarias esperando encontrar una joya literaria que caiga en mis manos, pero seamos sinceros, ahora la variedad es más escasa que nunca. Así pues, ¿qué hacemos? Supongo que esperar…
Y perdón por el rollo que os he soltado. No sé si alguien más se sentirá como yo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s