Reseña: Bruja mala nunca muere

Bruja mala nunca muere

Kim Harrison

2009

La factoría de ideas

Resumen:

Todas las criaturas de la noche se reúnen en el barrio de los Hollows para esconderse, merodear, divertirse… y alimentarse. Los vampiros son los amos de la noche en un mundo en el que impera la ley del más fuerte, plagado de peligros inimaginables, y el trabajo de Rachel Morgan es precisamente mantener a raya ese mundo. Cazarecompensas y bruja con un indiscutible atractivo sexual y un fuerte carácter, Rachel los atrapa vivos, muertos… o no-muertos.
Premio Romantic Times y PEARL a la mejor novela
 

Bruja mala nunca muere

Kim Harrison

La factoría de ideas

Reseña: Bruja mala nunca muere

Atención Spoiler

Bruja mala nunca muere inicia la serie Rachel Morgan, novela romántica paranormal que irrumpe con fuerza en este género gracias a la variedad de criaturas que aporta la autora: vampiros, pixies, hadas y sobre todo brujos y hechiceros, pero adaptados a un entorno urbano.

Libro elogiado por Teen Voices donde cabe destacar su trama vertiginosa.

Bruja maña nunca muere es la primera parte de una serie que realmente engancha, llena de giros y acción trepidante. Cuenta con gran variedad de personajes, el escenario es increíble y los toques de magia, hechizos y maldiciones tan comunes en libros épicos o fantasía más tradicional, aportándole un toque diferente.

Siempre me han atraído los libros donde la magia tiene gran importancia o donde algunos de sus protagonistas son brujos, brujas, hechiceros, etc.

En Bruja mala nunca muere conocemos a Rachel, una bruja muy experimentada que está viviendo una racha de mala suerte. Trabaja para una empresa dedicada a todo tipo de fenómenos paranormales y cazar a estas criaturas que desobedezcan algunas de las normas establecidas.

Pero Rachel está más que cansada de que le encarguen trabajos menores, ella puede hacer mucho más y en una misión, cuando tiene que capturar a una criatura que le puede conceder tres deseos, decide que a partir de ahora será ella misma su propia jefa, quien acepta que misiones hacer y cuales no. Sin embargo, en su plan no está sola. En casi todas sus misiones le ayuda Jenks, un encantador pixie padre de una decena de pequeños pixie. Cuando descubre las intenciones de Rachel él también decide seguir su camino e incluso ayudarla, pero a cambio de pedir otro deseo. Mas no es el único al que le atrae el loco plan de Rachel, Ivy una vampiresa con la que Rachel ha trabajado en más ocasiones, también acepta.

De esa manera los tres abandonan la empresa para montar su propio negocio en… una iglesia.

No obstante la suerte no acompaña a Rachel. A su jefe le ha molestado que les deje tirados, pero mucho más que se lleve con ella a la valiosa vampiresa Ivy, su enfado es tal que envía tras ella todo tipo de criaturas: hadas, hombres lobo, hombres zorro e incluso le envían maldiciones. Quieren acabar con ella y no importa a qué costa.

Rachel sólo tiene una manera de salvar su vida y librarse de todos esos perseguidores y es descubrir si los rumores sobre un conocido empresario llamado Trenton son reales. Asesinato, narcotráfico de azufre son algunos de los delitos en los que se supone está involucrado. Si Rachel consigue demostrarlo y entregarlo a su antigua empresa, será libre. Pero no todo es tan fácil, Trenton no es un vampiro, hombre lobo, demonio…, ni siquiera Jenks sabe identificar que tipo de criatura es y lo peor de todo, es muy, muy poderoso. 

Sólo si captura a Trenton, Rachel será libre y no le importa correr todo tipo de riesgos para conseguir su libertad, aunque para ello tenga que trasformarse en ratón, enfrentarse a peligrosas hadas y un sin fin de aventuras.

Una novela paranormal, llena de magia, hechiceros, hechizos y en especial una bruja muy especial que hará que cambies tu concepto sobre la magia. Una historia que recupera elementos conocidos, como el de la hechicería, pero en un entorno urbano.

Reseña realizada por Lucía G. Lavado para Espada y brujería

Agradecimientos a editorial: La factoría de ideas

Anuncios