Reseña: Cuando rompe el día

Cuando rompe el día

Mary Jane Clark

La factoría de iedas

Constance Young era la estrella indiscutible de las mañanas de la televisión, pero sus planes para trasladarse de cadena junto con su leal público se vieron truncados cuando terminó en el fondo de su piscina. Y su famoso amuleto en forma de unicornio, el eje central de una próxima exposición sobre Camelot en el museo de Los Claustros de Nueva York, ha desaparecido. Eliza Blake, veterana de los programas de la mañana y ahora reina de los informativos de la tarde, está decidida a averiguar quién quería quitar de en medio a Constance… Pero mientras más ahonda, más se enreda la pista del asesino. Lo único que sabe es que cuanto más se acerque a él más cerca estará de su propia muerte.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Mary Jane Clark inicia con “Cuando rompe el día” la serie: La sociedad del amanecer. En esta obra se nos presenta a personajes que ya leí en Expuesta, pero que al ser libros independientes con historias con un principio y un fin, se pueden leer a la perfección, entendiendo con toda claridad la trama.

Constance es la estrella del programa de todas las mañanas. Es una mujer admirada por muchos, y querida por todos los espectadores que la ven cada mañana en su televisor o la acompañan día a día durante su jornada laboral. No obstante, fuera de las cámaras es una persona mezquina, egoísta, que en ocasiones se aprovecha de los demás para conseguir lo que quiere y no tiene en cuenta los sentimientos de los demás.

Ahora, su carrera ha dado un gran salto, empezará a presentar programa en la cadena de la competencia y su fama ha subido como la espuma. Por curioso que resulte, ninguno de sus compañeros la echará en falta.

Para despedir a Constance, todos sus compañeros celebran una fiesta de despedida, y tras la finalización de ésta, Constance se marcha a su casa en el campo para descansar antes de su incorporación al nuevo programa de televisión. Sin embargo, no está sola y cuando se está dando un baño a la piscina, su asesino lanza un aparato eléctrico al agua y muere electrocutada.

La muerte de la periodista conmociona a todos sus compañeros y mucho más cuando la policía desvela que el incidente, en realidad, es un homicidio. En ese momento muchos se convierten en sospechosos, como su leal asistente Boyd.

Antiguos compañeros de Constance y la intrépida Eliza comienzan a encajar pequeños cabos sueltos que se ha quedado el asesino tras su paso, como un perro al que mató la noche anterior de la misma manera, el robo de un colgante de colección y otros detalles.

A la vez, un despechado entrevistado por Constance, ha escrito un libro donde cuenta muchas detalles sobre Constance, además de curiosidades sobre su vida personal. 

¿Quién podría imaginar que el trabajo como presentadora podría costarte la vida? Desde luego sus compañeros no, y todo apunta quien acabó con ella era alguien de su entorno y si mató una vez… ¿qué le impide volver a hacerlo?

La sociedad del amanecer del suspense empieza con garra. Una novela que no decepcionará a los amantas de la intriga y el suspense.

Anuncios