Reseña: Hermanos de sangre de Nora Roberts

Hermanos de Sangre, Nora Roberts.

416 páginas

Publica: Suma

En la víspera de su décimo cumpleaños, tres chicos quedan para acampar en el bosque que rodea Hawkins Hollow. Su destino es la Piedra Pagana, donde hacen un ritual de hermanos de sangre en el que cimentarán su amistad eterna. Cuando sus tres gotas de sangre se unen sobre la Piedra Pagana, un poderoso demonio, que había estado escondido durante siglos, reaparece. La ciudad se ve envuelta en siete días de caos después de este ritual, pero tras los disturbios los ciudadanos no pueden recordar el horror que los poseyó. Cada siete años, ese demonio regresa con gran fuerza durante siete días, y los ciudadanos, de nuevo, no recordarán lo sucedido, o al menos no con claridad. Únicamente los chicos, ahora hombres hechos y derechos, lo saben. Ahora los tres amigos tendrán que aunar sus fuerzas y poner en común sus talentos –junto con los de tres mujeres que aparecen en el pueblo– para acabar con el demonio que regresa una y otra vez a Hawkins Hollow.

Comienzo de una nueva trilogía.

Mi opinión: Hacía mucho que un libro romántico paranormal no me sorprendía tanto ni me atrapaba con tanta fuerza. El tema de los demonios y visiones espeluznantes me ha parecido un tema muy recurrente, atractivo y novedoso.

Pero antes vamos por partes.

La relación de los tres amigos –años después convertidos en hombres adultos- me ha encantado. Cal, Fox y Gage son más que amigos, como ellos dicen son hermanos y las escenas que compartían en la casa de Cal, como si de tres hombres solteros se tratara, me ha resultado divertida, emotiva, he disfrutado con las conversaciones de los amigos, sus preocupaciones y amores y desamores.

En esta primera parte hemos conocido mucho mejor a Cal. Caleb, como él bien se define al comienzo del libro, es el niño de mamá, Fox el hijo de los hippie y Gage el hijo del padre borracho. Los tres amigos comparten fecha de nacimiento: el siete de julio, un día que los marcará de por siempre.

Para su décimo cumpleaños deciden pasarlo juntos en el bosque, en la piedra pagana, una antiquísima roca que se remonta a los comienzos del pueblo. Y es ese mismo lugar es donde su vida cambia por completo. Un juramento de sangre despierta a un terrible demonio y a su vez ellos son bendecidos con poderes para hacer frente a la terrible bestia.

Cal lleva todo el protagonismo de esta primera parte. Posee la habilidad de ver el pasado y cuando conoce a Quinn, una joven escritora, descubre que ella también es especial y que posee el mismo don. Juntos esperan frenar al demonio, pues se ha vuelto más fuerte y no solo ellos corren peligro, sino todo el pueblo.

Pero no solo Quinn llega al pueblo sino Layla y Cybil. La primera de ellas se ha guiado por sus instintos, ha ido al pueblo tras vivir una desagradable experiencia y junto a Quinn descubre que incluso ellas están unidas a Hawkins Hollow. ¿Por qué? Es un secreto que prefiero que descubráis. Pero las tres mujeres están unidas de una manera muy especial a los protagonistas.

Al igual que en otras trilogías de Nora Roberts iremos conociendo a sus protagonistas en las continuas partes. Supongo que la siguiente pareja será la de Fox y Layla; aún no he encontrado fecha de salida de segunda parte aunque supongo que no saldrá hasta el 2010. Y por último la relación de Cybil y Gage, sin duda mi personaje preferido.

Por el momento estoy en busca de más información de esta trilogía: fechas de salidas, sinopsis, títulos, etc y la iré dando a conocer según la encuentre.

Si os gusta el romance y en especial todo lo paranormal, este libro no es defraudará, al igual que yo estaréis deseosos por haceros con las continuas partes.

Hermanos de sangre es uno de esos libros que sientes pena cuando estás llegando al final pues no deseas que se acabe.

Reseña realizada por Lucía González Lavado

Anuncios